Un vecino de Arnedo es condenado a un año y medio de prisión por distribuir pornografía infantil



Un vecino de la localidad de Arnedo, Logroño, ha sido condenado a un año y medio de prisión como autor responsable de un delito de corrupción de menores, por facilitar la difusión de material pornográfico a través de un archivo que circulaba por el programa de intercambio y descargas Emule. El Juzgado de lo Penal número 1 de Logroño especifica en la sentencia que la pena de prisión será suspendida por dos años, siempre que el condenado no vuelva a delinquir en dos años.

Ficheros

Los hechos habían sido denunciados por varios ciudadanos, tanto de La Rioja como de otras partes de España. Los denunciantes ponían de manifiesto que al descargar de internet un archivo llamado “Partituras y Tabladuras-Guitarra Eléctrica.RAR”, a través del programa de descargas e intercambio Emule, y «en su interior se encontraban con imágenes con contenido de pornografía infantil».

La Guardia Civil inició así la operación “Tabladura”, y obtuvo gracias a un programa los números IP de las conexiones y ordenadores que habían descargado el archivo en cuestión y otros archivos con el mismo contenido pedófilo para determinar así quién había iniciado la difusión de estos contenidos.

Durante la investigación, se descubrió que el titular de uno de los contratos de conexión a internet era el hermano del acusado. El Juzgado de Instrucción número Uno de Tarazona tramitó las diligencias para la entrada y registro en los domicilios e inmuebles frecuentados por los imputados en la investigación, entre ellos el domicilio del acusado y también un bar de Arnedo.

En el domicilio del acusado fue hallado un disco duro que fue analizado por la Unidad de la Policía Judicial con el permiso del Juzgado de Instrucción número Dos de Calahorra. En el interior de este disco duro encontraron 27 archivos de vídeo e imágenes en los que se podía encontrar a menores de edad en actitud sexual, mostrando sus partes íntimas o practicando sexo explícito entre sí, con adultos o ellos solos.

Cinco de estos archivos se encontraban en la carpeta incoming, ubicada en el programa program files y que eran archivos compartidos, de forma que cualquier usuario de la red que se lo descargaba podía acceder su contenido, aunque esta no fuera su intención.

Este tipo de programas de descarga esconden este tipo de archivos camuflados entre otros aparentemente normales. Frecuentemente también provoca que nos descarguemos virus que infectan nuestro ordenador y puede derivar en otros problemas.


Reciba en su correo las últimas noticias de DelitosInformaticos.com

Email

He leido y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Tenemos respuesta a tu problema legal

Abogados Portaley

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)