El éxito de las investigaciones por fraude en los seguros de automóvil alcanza el 90%

En casos relacionados con los seguros de vida, el éxito de estas investigaciones alcanza el 95%.

Este tipo de investigaciones se aplica a un perfil determinado por personas naturales del norte de África y Sudamérica.

Las pérdidas económicas para las compañías de seguros que suponen estos engaños son de varios millones de euros.

Según ha informado Zenit Detectives, compañía española experta en investigaciones aplicadas en el ámbito empresarial, el porcentaje de éxito en las investigaciones sobre fraudes en los seguros de automóvil es del 90%. En los casos relacionados con los de vida, el éxito en la resolución alcanza el 95%.

 

fraude

 

 

Con respecto a otras ramas de seguros como incendios, el porcentaje es menor – concretamente un 42%-, sobre todo las investigaciones donde se han producido catástrofes en las empresas o naves en preconcurso. El fin es siempre percibir una compensación económica. Las pérdidas económicas para las compañías de seguros  que suponen estos engaños ascienden a varios millones de euros.

La picaresca en el fraude a las aseguradoras abarca todo tipo de situaciones para poder burlar a la compañía y obtener la indemnización pertinente, sobre todo en momentos de crisis económica. Por esta razón, la actividad de los departamentos de siniestros de las compañías ha crecido considerablemente. La contratación de detectives privados por parte de las mutuas de seguros también ha aumentado con respecto a los últimos 3 años.

Para José María Alonso, Director Operativo de Zenit Detectives, “este tipo de casos se convierte en una forma sencilla de cobrar dinero para los estafadores con apuros económicos”. Además, continúa, “hemos llegado a la conclusión, por las investigaciones llevadas a cabo desde Zenit Detectives que el perfil del estafador en estos casos son personas naturales del norte de África y Sudamérica”.

 

investigación fraude

 

 

En la rama vida las investigaciones más investigadas son las de falsos fallecimientos –sobre todo sudamericanos-. En estos casos la persona finge su propia muerte en su país de origen para que posteriormente la indemnización sea cobrada por los familiares .El fraude radica cuando el detective comprueba  que el investigado en su  país de origen está vivo y lleva una vida normal. El trabajo del detective privado en estas investigaciones consiste en realizar una investigación y verificar todos los hechos acaecidos así como los antecedentes incluso en ocasiones es necesario acudir a los países de origen.

En la rama del automóvil proliferan los casos de lesiones producidas por accidente de tráfico al conductor u ocupantes o incluso a un tercero por atropello o golpe producido por el vehículo. “Nuestro trabajo como detectives privados en este tipo de engaños consiste en el seguimiento del supuesto defraudador para comprobar que los datos aportados son reales”, concluye Alonso.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.