Brasil registró el año pasado un fraude contra sus consumidores cada 14,5 segundos



El país sufrió el año pasado un total de 2,2 millones de casos de fraudes por robo y suplantación de identidad, según informa Serasa Experian.

 
Los casos de fraudes aumentaron así un 3% con respecto a 2012, un 12,4% frente a 2011 y un 17,5% en comparación con 2010, lo que supone una importante subida de este tipo de actos delictivos, posiblemente provocada por la eclosión de las nuevas tecnologías.

 

 

usurpación de identidad - portaley

 

Según las fuentes de la investigación, es común que los robos de identidad se produzcan a través de los datos que la víctima ofrece en internet, que se producen por subir documentos o publicar datos personales sin verificar antes la seguridad de las páginas web. Existen miles de páginas creadas para el robo de datos personales que los ciberdelincuentes pueden utilizar sin nuestro consentimiento para fines fraudulentos.

 
Entre los casos más frecuentes en Brasil se encuentran fraudes en el sector de la telefonía, que suponen un 43,1% de las acciones, en el sector servicios y el sector bancario, al que afectaron un 18,1% de estos casos.

 
Los casos más relevantes son la obtención de tarjetas de crédito con identidad falsa, con los datos personales de terceras personas, con las que se financian aparatos electrónicos, teléfonos móviles, automóviles o incluso se abren cuentas bancarias o se dan de alta empresas.
Este tipo de estafas son muy comunes en los últimos tiempos gracias a la proliferación de las nuevas tecnologías. A menudo leemos noticias sobre suplantaciones de identidad que afectan a una gran cantidad de usuarios en Internet. Es por esto que a la hora de navegar por internet, debemos tener en cuenta que si publicamos datos personales o fotografías o vídeos pueden ser utilizados por terceras personas con fines fraudulentos sin nuestro consentimiento y que esto nos puede provocar un perjuicio.

 
Los casos de suplantación de identidad son uno de los peligros actuales de internet, y son utilizados por los ciberdelincuentes para realizar una operación o delito en nuestro nombre, a través de datos o documentos personales que nosotros hemos publicado previamente. El robo de identidad se produce fundamentalmente para llevar a cabo estafas en las que muchas veces se ve comprometida nuestra economía.

 
Las redes sociales son, por ejemplo, una fuente que suministra estos datos a los posibles estafadores, por lo que es muy importante cuidar lo que publicamos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)