El 35% de los consumidores europeos ya gasta más en tecnología de consumo que en vacaciones.



Casi la mitad de los consumidores se siente confundido ante la velocidad de lanzamientos de nuevos productos tecnológicos y los fabricantes aceptan sentir presión por introducir nuevos productos por “no quedarse atrás”, más que por satisfacer las necesidades de los consumidores.

Según un nuevo  estudio de la consultora global de comunicación y relaciones públicas Weber Shandwick y el instituto de investigación KRC Research, uno de cada tres consumidores europeos gastaron en el último año más de 1.000 euros en productos de tecnología de consumo.  El estudio también reveló que el 41% de los europeos gastó más en tecnología que en muebles para el hogar, y un 35% manifestó  haber gastado más en tecnología que en vacaciones.

Dos mil consumidores de España, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania fueron entrevistados por teléfono.  Asimismo, 30 directores de marketing y comunicación de compañías fabricantes de tecnología de los mismos países participaron en la investigación.

La investigación, cuyo objetivo era entender mejor el comportamiento de los consumidores y sus opiniones sobre los productos de tecnología, fue realizada entre consumidores de España, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia.  La investigación incluyó, asimismo, entrevistas a los directores de marketing y comunicación de las empresas de tecnología de consumo con la intención de comparar percepciones de consumidores y empresas.  De hecho, se detectaron varios desencuentros entre unos y otros.

Según Esther Lobo, Directora de la Oficina de Madrid de Weber Shandwick, “la adopción masiva de productos de tecnología implica que  las compañías necesitan comunicarse con un abanico de públicos más amplio.  El reto ante este nuevo escenario consiste en identificar y comprender los perfiles específicos de consumidores.  La estrategia “una talla para todos” ya no es viable”. 

Demasiada tecnología a una velocidad vertiginosa

Casi tres de cuatro consumidores (71%) manifestaron que, aunque es bueno tenerlas, no creen que utilizarán todas las prestaciones de sus teléfonos móviles.  Una cifra similar (75%) considera que es tal la velocidad con la que aparecen nuevos productos, que ignoran la mayoría de ellos.  Lo sorprendente es que, si bien los fabricantes conocen estas actitudes, el 69% de los directores de marketing y comunicación entrevistados admiten que lanzan nuevos productos sólo por el hecho de “estar allí”, en lugar de buscar satisfacer las nuevas necesidades de los consumidores.

“El incesante lanzamiento de productos trae como consecuencia presupuestos más limitados, menos capacidad de diferenciarse con respecto al lanzamientos anteriores, y desde una perspectiva de Relaciones Públicas, un interés reducido por parte de los medios”, dijo Lobo.  “Los fabricantes necesitan reconciliar la innovación en productos con una estrategia de comunicación más focalizada.  Nuevos productos y nuevas prestaciones necesitan conectar con las necesidades de los consumidores y sus beneficios para su estilo de vida”, agregó.

 

Potenciadores de compra

En cuanto a las características más buscadas por los consumidores en el proceso de decisión de compra, el 95% de los entrevistados respondieron que la Durabilidad y fiabilidad es importante o muy importante.  La Facilidad de uso (90%) y el Precio (86%) son las siguientes características en el ranking de atributos buscados.  Les siguen Credibilidad del fabricante (84%), Tener tantas prestaciones como sea posible para mi presupuesto (76%) y Apariencia (62%).  Cabe destacar que no se encontraron diferencias muy marcadas entre los diferentes de grupo de edad. Por ejemplo, el factor Cool, hasta ahora asociado a jóvenes (52%), resulta también relevante para consumidores de más de 50 años (36%).

Los consumidores españoles calificaron Tener todas las prestaciones posibles de acuerdo mi presupuesto y Precio como Muy importante (67% y 61% respectivamente) frente al 38% y 49%, respectivamente, de media europea.

Múltiples fuentes de información

El estudio reveló que una gran mayoría de los Directores de Marketing y Comunicación cree que los consumidores recurrirán a la publicidad en televisión (83%), impresa (80%) y online (63%) en su proceso de decisión de compra, e identificaron a Familia y Amigos como la fuente menos importante (17%) .  Sin embargo los consumidores manifestaron acudir a un amplio abanico de fuentes de información, siendo Familia y amigos (35%) y Vendedores de tienda (25%) las más valoradas. Un 13% de los consumidores manifestaron recurrir a la publicidad en televisión, 11% a la impresa y 8% a la online.

“Las personas “reales” tienen un peso muy importante en la confianza de los consumidores.  Esto demuestra la necesidad de encontrar maneras de entablar relaciones directas con audiencias clave.  El auge de los medios online generados por consumidores representa una oportunidad para establecer un diálogo directos con ellos”, puntualizó Lobo.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)