La privacidad de la información en los Altavoces Inteligentes



Los altavoces inteligentes son un concepto novedoso, sin embargo la llegada al mercado de los altavoces Echo Show de Amazon y Home de google, ha puesto estos dispositivos en el centro de la atención de una gran cantidad de personas en el mundo entero, ya que permiten además de escuchar música, audiolibros y podcast, controlar cualquier dispositivo inteligente, incluso los llamados domésticos.

Así utilizando la versatilidad del asistente personal que incluyen los altavoces inteligentes, Alexa en el caso de Amazon o el Asistente de Google se pueden, utilizando nuestra voz, dar instrucciones a cualquiera de los electrodomésticos que tengamos conectados a los enchufes inteligentes; también se puede apagar y encender o controlar el brillo de las luces, por supuesto si cuentan con un interruptor inteligente.

Los altavoces inteligentes son sumamente versátiles, y para muchos un sueño hecho realidad, pedir al asistente que coloque sus canciones predilectas y que adecue la luz a las necesidades del momento, es algo realmente maravilloso, no obstante está tecnología también presenta su lado oscuro, ya que como usuarios tenemos la sensación de que el asistente personal siempre nos escucha y está pendiente de todo lo que decimos.

Lo que puede ser una amenaza a la privacidad de la información, a la que todos tenemos derecho, algo que está consagrado en todas las legislaciones, algo que muchas veces da la sensación de un poco de paranoia, pero hay que recordar lo que sucedido, como por ejemplo aquella conversación privada grabada por un Echo Show y terminó siendo compartida de manera aleatoria y por error con un contacto.

¿Realmente nos espían los asistentes de voz?

Los altavoces inteligentes utilizan las capacidades de los asistentes de voz, de hecho incluyen el asistente de la corporación que los fabrica; se activan cuando utilizamos una frase establecida como Ok Google o Alexa para asistente de voz de Amazon , una vez activado el asistente de voz se inicia la transferencia de datos desde el dispositivo, en esta caso los altavoces a un servidor remoto o cloud server.

Vale destacar que esto sucede debido a que el procesamiento de los datos no se da en los dispositivos inteligentes como los altavoces Echo Show, se da en servidores remotos que se encargan de procesar la información y de archivarla por un tiempo, al parecer indeterminado, esto plantea una serie de interrogantes tales como:¿Cuáles datos son los que transfieren a los servidores?, ¿qué hacen las empresas con ellos?, o ¿qué podemos hacer al respecto?.

En el caso de Alexa, el asistente de voz de Amazon, una vez se activa mediante voz o cuando se pulsa cualquier botón de activación, comienza a grabar, en esta caso a través de los altavoces Echo Show, las grabaciones van a los servidores remotos de Amazon.

La empresa asegura que cualquier usuario puede acceder a dichas grabaciones a través de una aplicación incluida en el asistente Alexa; también pueden hacerlo a través de una dirección web que provee Amazon, desde cualquiera de estas dos variantes es posible borrar dichas grabaciones.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)