Servicios en Internet para compartir coches entre particulares, puntos legales



El modelo negocio que se ha desarrollado desde algunos servicios en Internet, donde, particulares sin licencia ofrecen servicio de transporte, va a ser perseguido con más dureza. Así lo acaba de comunicar el Ministerio de Fomento que va a imponer una multa de entre 401 y 600 euros a aquellos usuarios que usen estos servicios.

 

 

Desde este Ministerio se ha informado también que la ley contempla sanciones a las personas, empresas o plataformas, que sin una previa autorización administrativa se dediquen a promover estos servicios. En concreto, ha mencionado el establecimiento de una multa de entre 4.001 y 6.000 euros, y si hay reiteración se pueden alcanzar hasta los 18.000 euros.

 

Redes Sociales y Privacidad

 

La Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) establece como requerimiento que “las personas y empresas que realicen transportes de viajeros por cuenta ajena en vehículos de turismo mediante retribución económica se encuentren previamente autorizados por la Administración.»

 

 

Este tipo de servicios son cada vez más abundantes. La crisis económica ha contribuido en parte a que se acuda a particulares a ofrecer sus vehículos para determinados desplazamientos y ahora que se aproximan las vacaciones lo más probable es que haya un incremento de esta actividad. Cosa distinta, son aquellos servicios que permiten contactar entre particulares para compartir gastos en un desplazamiento y que el conductor no lo hace como medio para tener unos ingresos extras, sino como algo ocasional y para reducir los gastos.

 

 

Los taxistas llevan tiempo denunciando esta situación. En lugares estratégicos como aeropuertos hay personas ajenas al sector que ofrecen llevar a pasajeros por un precio cerrado y esta es una realidad de la que el gremio ya lleva quejándose hace tiempo. Este es sólo un ejemplo, porque de hecho existen aplicaciones online que ofrecen esta clase de actividades, como el caso de Uber, que permite localizar vehículos particulares próximos a dónde uno se encuentra ubicado, para moverse por la urbe a cambio de una remuneración económica. No obstante, esta plataforma ya ha sido prohibida en otros países.

 

 

Es cierto que el Gobierno ha promovido con anterioridad el hecho de compartir coche en los desplazamientos, pero según el Ministerio ahora están apareciendo anuncios en los medios y redes de comunicación donde se explica claramente la posibilidad de contratar servicios de transportes de viajeros en turismos privados, siendo esto un delito si no se tiene la autorización pertinente. Además se han mostrado tajantes, asegurando que se “velará por el cumplimiento de la legislación vigente”.

 

 

Otro de los aspectos sobre los que llama la atención el Ministerio es que la licencia para ejercer esta actividad no es algo baladí, ya que su finalidad precisamente es «asegurar que el servicio que reciben los usuarios reúne las adecuadas condiciones de seguridad y calidad».

 

 

Por su parte los taxistas consideran que estas actuaciones incurren en competencia desleal, y además quienes las practican están recibiendo unos ingresos sin declarar los impuestos necesarios para desarrollar cualquier tipo de actividad económica.
La OCU pide un normativa clara al respecto, mientras que los defensores de este tipo de actividades consideran que hay un vacío legal. Por último, en Europa, apoyan el compartir recursos, pero dentro de la legalidad y pagando los impuestos necesarios.


Reciba en su correo las últimas noticias de DelitosInformaticos.com

Email

He leido y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Tenemos respuesta a tu problema legal

Abogados Portaley

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)