Fraudes en tarjetas de crédito, falsificación, copia y acceso a claves



Es un delito frecuente falsear teclados en cajeros automáticos para copiar información de tarjetas de crédito.

 

Las fuerzas de la policía nacional, han creado unidades para solucionar este problema y están trabajando desde varias líneas de investigación. La finalidad es evitar la consecución de estos delitos. Normalmente se cometen las infracciones a partir de la unidad de Medios de pago o desde Internet. En el primer caso se atacan principalmente cajeros y cuentas bancarias utilizando los datos de las tarjetas o las mismas ya falsificadas. Por esta razón existe un mercado negro floreciente de códigos y falsificación de tarjetas; casi siempre tienen procedencia de Estados Unidos.

 

fraude tarjeta de crédito

 

 

Por ejemplo, se han perpetrado varios delitos contra una serie de empresas sevillanas, con el resultado de transferir dinero de sus cuentas bancarias a otras situadas en el extranjero. Estas estafas han sido interceptadas por la policía en un operativo a nivel nacional. Los culpables son una banda organizada que ha atacado a varias empresas de España.

 

En cuanto a la copia de tarjetas bancarias y teclados falsos de cajeros, la policía Nacional ha desarticulado y detenido a varias personas relacionadas con este delito, en este caso referido a teclados falsos para robar los datos de las tarjetas. En concreto, en Sevilla se detuvo en un gran operativo a varias personas procedentes de Rumania; en otra ocasión llegaron a detenerse hasta a 11 personas que se dedicaban a clonar las tarjetas.

 

fraudes tarjetas de crédito

 

Incluso hay personas colaboradoras con estos grupos organizados, las cuáles están trabajando en empresas clave que sirven de soporte, por ejemplo grabando las claves con un bipper a cambio de un 10% o 30% de lo estafado. Hay todo tipo de negocios; desde joyerías hasta cafeterías, a veces se trata de empleados que sin saberlo los superiores, participan en estas actividades ilícitas. La Unidad de Medios de Pago de Sevilla lucha contra estas bandas, que están muy bien estructuradas y siguen sus propios circuitos, casi siempre los jefes son personas procedentes de países extranjeros.

 

 

 

La advertencia que se hace a los usuarios es que el vendedor debe realizar el cobro en su presencia, pues a veces se aprovecha el despiste del cliente para pasar la tarjeta por un dispositivo pequeño que puede copiar los códigos.

 

 

.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)