Empresa de Guadalajara estafada mediante páginas bancarias falsas



Una empresa con sede en Guadalajara ha sido estafada por una cantidad que podría rondar los 175.000 euros, mediante la utilización de páginas de Internet falsas que simulaban entidades bancarias. La Policía Nacional ha informado que los delincuentes han sido detenidos.

 

La compañía presentó la denuncia por los hechos y tras las investigaciones, un total de once personas han sido detenidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por una presunta estafa por Internet mediante un entramado de páginas Web ficticias.

 El Grupo de Delincuencia Especializada de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Policía de Guadalajara ha confirmado que se trata de una red internacional dedicada a realizar fraudes utilizando páginas que simulaban ser las de entidades bancarias y las que les solicitaban sus datos de la cuenta. Las investigaciones han llegado a poner al descubierto la red de presuntos delincuentes que utilizaban Internet para realizar estas estafas y que tiene conexiones en Barcelona, Sevilla, Murcia, Valencia, Palma de Mallorca, Valladolid, Gerona, Lugo y Madrid, y a nivel internacional en Moscú, Nueva York y Chisinau (Moldavia). Hasta el momento se han practicado once detenciones, aunque no se descarta futuros arrestos, tanto en España como en el extranjero, informó la Subdelegación. 

La estafa se realizó mediante el envío de un correo electrónico, que simulaba ser enviado desde el banco de la empresa. En dicho mensaje se le pedían que confirmaran sus claves de acceso al servicio bancario, introduciéndolas en una página Web que era prácticamente idéntica a la del banco.

 

En el correo electrónico usaba como excusa la de mejorar la seguridad o bien que, por problemas operativos, necesitan confirmar los datos de acceso de los usuarios.

 Los estafadores una vez obtenidas esas claves, en menos de 48 horas, se hicieron con el dinero, que hicieron llegar a Moldavia. 

También la organización se dedicaba a enviar anuncios sobre ofertas de trabajo, que consistía en realizar transferencias bancarias, y el trabajador se llevaría una comisión que ronda entre el 5 y el 10 por ciento. Para comenzar a trabajar únicamente era necesario tener conexión a Internet y una cuenta bancaria donde recibir las transferencias.

Estos trabajadores se denominan “muleros”, a través de sus cuentas corrientes, se les transfiera el dinero de las víctimas. Después, se le dan las instrucciones para que envíen el dinero a una dirección que se localiza en otro país, como puede ser Moldavia.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)