Los directivos también son víctimas de los cibercriminales



La figura del ciberdelincuente se está adaptando a los nuevos tiempos, y es que cada vez más escogen víctimas que les resulten rentables a nivel económico: altos directivos o encargados de empresas son nuevos blancos de ataques de estos cibermalhechores.

Estas figuras han conseguido hacer de la red su aliada para descubrir todo acerca de su víctima a fin de planificar un ataque muy perfeccionado sin levantar sospecha.

 

Víctimas de ciberdelitos

 

Víctor A.Villagrá, profesor de ingeniería Telemática de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), cuenta cuáles son los trucos más utilizados por los cibercriminales para acceder a datos o a documentos confidenciales a través del ordenador.

Algunos de estos trucos son muy comunes: envíos de emails falsos que contienen datos personales que los malhechores recogieron de forma intencionada para dar veracidad a sus engaños, solicitándonos más información personal.

«Este tipo de engaños tan sencillos de los cibercriminales para acceder a ordenadores con datos confidenciales en las empresas con los que lucrarse, son bastante más habituales de lo que uno imagina», es lo primero que puntualiza Villagrá.

Otras artimañas no son tan conocidas, pero se esconden detrás de una minuciosa elaboración que puede hacer que no sospechemos. Algunos de estos cibermalhechores irrumpen en oficinas como falsos trabajadores para robar datos del despacho de dirección u otros departamentos. «Este tipo de prácticas se están realizando mucho más habitualmente de lo que pensamos», ha insistido el experto, y ha añadido que el cibercriminal está aprendiendo a seleccionar muy detenidamente a aquellas víctimas de las que puede obtener más dinero.

Las redes sociales son para ellos un buen método de seguimiento de nuestras actividades. Estudian nuestro día a día para seleccionar a las víctimas más rentables para su estafa. Los ciberdelincuentes realizan auténticas investigaciones en torno a sus víctimas para buscar el momento idóneo del ataque. A través de las redes sociales pueden conocer muchas cosas: cuándo los directivos se van de viaje, cuándo cerrarán un trato o dónde pasarán el fin de semana.

Toda esta información en internet es rastreada por el criminal para elaborar engaños muy detallados que no levanten sospecha. Es por esto que es muy importante pensarse dos veces lo que publicamos en internet y dotar a nuestro ordenador de las medidas de seguridad necesarias para evitar este tipo de actos. Además, debemos siempre fijarnos que el remitente de los emails que recibimos es de confianza y no debemos proporcionar datos personales si no es estrictamente necesario.

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)