Riesgos de las nuevas tecnologías: suplantación de identidad



Las redes sociales, o plataformas comunitarias forman parte de la vida cotidiana de casi todos nosotros, y en ocasiones su uso nos expone a riesgos como la suplantación de identidad. Este acto delictivo consiste en la apropiación del nombre, contraseñas o datos personales de otra persona con el objetivo de hacerse pasar por ella. Con esa identidad falsa, el individuo comete actos delictivos que pueden ir desde el fraude al ciberacoso. Lo cierto es que nadie está a salvo de esta práctica, y el número de denuncias relacionadas con la suplantación de identidad están aumentando en los últimos tiempos.

 

acoso y ciberacoso delito injurias calumnias

 

 

Sin ir más lejos, hace pocas semanas la Policía Nacional detuvo en Málaga a una joven de 26 años como presunta culpable de un delito de usurpación y revelación de secretos, al hacerse pasar por una compañera para realizar un examen oficial de la universidad a través de una plataforma web.

 

Su objetivo era conocer las preguntas de antemano para luego realizar el examen con su identidad. La suplantadora accedió a la plataforma educativa utilizando el usuario, clave y número de expediente de la víctima, que conocía porque ambas compartían piso en la localidad malagueña de Estepona. Podéis ver la noticia aquí.

 

 

 

¿Es la suplantación de identidad un delito?

 

Existen tres casos típicos de suplantación de identidad, y no todos son considerados delito:

  • Si únicamente se registra un perfil falso y no se utiliza información personal  o fotografías personales de la persona suplantada, no estaría considerado un delito. La solución en este caso sería contactar con el servicio de ayuda de la red social en cuestión y denunciar el perfil para que se proceda a su cierre.

 

  • Si en caso de registrarse un perfil con el nombre de otra persona sí se utilizan datos y fotografías de la víctima, se estaría vulnerando el derecho a la propia imagen, recogido en el artículo 18 de la Constitución Española. Además, este caso también supone un delito de la usurpación de la identidad penado con hasta 3 años de prisión por el artículo 401 del código penal.

 

  • Si alguien accede a tu cuenta con tus datos personales y se hace pasar por ti, está cometiendo un delito de usurpación de identidad al que se une otro de obtención ilícita de tus claves de acceso.

 

Si has sido víctima de un delito de usurpación o suplantación de identidad, no dudes en ponerte en contacto con abogados especialistas en las nuevas tecnologías y delitos informáticos o  Abogados especialistas en Delitos de usurpación de identidad

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)