Comercios: fraude fiscal mediante software de doble uso



El software de doble uso permite a los comerciantes que lo utilizan alterar los datos contables que se han ingresado de las ventas. En un nuevo caso, el fisco investiga la utilización del programa por una franquicia de restaurantes italianos que habría evadido el pago de unos 4 millones de euros.  En 2014, la investigación alcanzó a la industria textil que mediante este software ocultó el 30% de su facturación real. 

La Agencia Tributaria española investiga la utilización del software de doble uso por una franquicia de restaurantes italianos. La sociedad se habría valido del mismo para evadir el pago a Hacienda de unos 4 millones de euros. El programa permite emitir dos facturas, lo cual facilita llevar a cabo una doble contabilidad que da lugar a la «economía sumergida» (ventas en negro). Sin embargo, este modo de realizar fraude fiscal no es nuevo. Diversas investigaciones realizadas años anteriores por los agentes del Gobierno han descubierto el uso extendido de este software en varios sectores de la industria.

Logo_de_la_Agencia_Tributaria

El software de doble uso, como bien dice su nombre, es un programa informático cuyo manejo se ha extendido en un gran porcentaje de los comercios españoles. El mismo permite alterar diariamente el verdadero ingreso monetario de los establecimientos, más precisamente el que se refiere a los pagos en efectivo, no así los que se realizan a través de las tarjetas de crédito.

El modo en que este software opera es emitiendo dos facturas: la real que se entrega al cliente, y otra de menor valor que se queda el establecimiento y que será presentada a Hacienda, con el fin de cometer fraude al fisco.

Esta doble contabilidad permite la existencia de “dinero no declarado”, el cual evita el pago del Impuesto por Sociedades, y dependiendo de la magnitud del comercio, su cifra puede ser astronómica.

El año pasado la Agencia Tributaria descubrió, mediante la intervención directa de los ordenadores de los establecimientos, que las industrias del calzado y la textil habían ocultado al menos el 30% de su facturación real gracias a este software. Las comunidades autónomas afectadas por esta investigación resultaron ser Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, La Rioja, Madrid y Comunidad Valenciana.

Las actuaciones, comandadas por el Departamento de Inspección Financiera y Tributaria de la Agencia Tributaria, han contado con la intervención de la Unidad Central de Auditoría Informática de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF). En los casos más graves, las sociedades han llegado a declarar, no sólo ingresos inferiores reduciendo el margen de beneficios, sino también “pérdidas” económicas.

La lucha de la Agencia Tributaria del Gobierno español contra lo que se denomina “economía sumergida” es ardua y se estudia la implementación de nuevos programas con el fin de reducir al mínimo las ventas no declaradas.

Redacción: Gabriel Adrián Romero.

Reciba en su correo las últimas noticias de DelitosInformaticos.com

Email

He leido y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Tenemos respuesta a tu problema legal

Abogados Portaley

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)