La crisis aumenta los fraudes virtuales



 

La crisis económica está desencadenando todo tipo de situaciones extremas y parece ser que también ha supuesto un incremento de los fraudes informáticos. Al menos esta es la realidad que refleja el Informe de Riegos Globales en Seguridad Corporativa en España 2013 de Kaspersky.

 
Según este estudio un 71% de las empresas españolas han sido víctimas de algún malware malicioso. El phishing sigue siendo uno de los sistemas más empleados para hacerse con los datos de las compañías, pese a que esta práctica es ya bastante conocida.
El spam es uno de los medios que suelen usar los delincuentes para realizar este tipo de intromisiones. En estos casos generalmente se pica menos porque estos correos suelen redirigirse automáticamente a la bandeja de correo no deseado, pero a veces esto no ocurre y puede llegar a pulsarse sobre un enlace que esconde ese malware malicioso que es empleado por los ciberdelincuentes para obtener información.

 

timos y estafas - anuncios

 
Una forma de evitar el envío masivo de spam es creándose distintas cuentas de correo, por ejemplo una personal, para las amistades, y otra más profesional a parte de la que se disponga en el centro de trabajo. Los filtros antispam son también una medida para evitar que se cuelen aún más estos correos electrónicos.

 
Cuando se produce la sustracción de datos bancarios los delincuentes suelen realizar transacciones o transferencias no autorizadas o incluso se pueden llegar a hacer duplicados de tarjetas. Es posible que al principio no seamos conscientes de lo que ha ocurrido y que pasen unos días hasta que descubramos que están usando nuestras cuentas, pero esto no impide realizar una denuncia y reclamar las cantidades sustraídas.

 
Lo que está claro es que antes de facilitar cualquier dato bancario o personal es mejor estar seguro, y una buen forma de proceder es verificando la seguridad del sitio.

 
El phishing es ya tan conocido que intenta presentarse de distintas formas pero prestando un poco de atención suele resultar sencillo detectar los correos sospechosos que no se hayan calificado de spam. La redacción ortográfica, el asunto que aparece en el mensaje, en definitiva, cualquier detalle que resulte extraño, son ya motivos suficientes para pensárselo dos veces antes de clicar sobre un enlace que puede conllevar consecuencias nefastas para las cuentas personales.

 
Si finalmente alguien es víctima de este cieberdelito tiene que ser consciente de lo importante que es denunciarlo, no sólo por el propio interés sino porque de este modo se puede evitar que otras personas caigan en el mismo fraude, y porque tras estas actuaciones delictivas pueden esconderse mafias organizadas de delincuentes.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)