Detenidos 7 jóvenes por pintar en trenes de Renfe y difundirlo en redes sociales



La Policía Nacional ha desarticulado una banda de grafiteros que causaron daños por valor de más de un millón de euros en instalaciones de Renfe en Madrid. Al grupo de jóvenes se le imputan 185 delitos por daños en mobiliario urbano y 71 por desorden público. Tres de los jóvenes son menores de edad.

Renfe graffitis redes sociales

Al parecer, la banda utiliza el método del “palancazo”, consistente en accionar la palanca del freno de emergencia del tren para bajarse y realizar las pintadas. Estas acciones eran grabadas para su difusión en las redes sociales.

La investigación de los hechos empezó en 2011, cuando agentes de la policía identificaron a varios miembros de una banda de grafiteros muy conocida. Estos individuos escondían su cara para evitar ser reconocidos, por lo que las labores de identificación fueron complicadas. Estas personas realizaban las pintadas en zonas de difícil acceso y en tiempo récord, por lo que su detención era complicada.

Una vez que la palanca de freno es accionada, el maquinista tarda unos 5 o 10 minutos en iniciar de nuevo la marcha, tiempo que aprovechaban los detenidos para realizar sus pintadas, ante la mirada de los demás pasajeros. Además, se les acusa de golpear los trenes con bates de béisbol y lanzar piedras y otros objetos para grabarlo y difundirlo a través de las redes sociales.

Los daños están valorados en 1.090.535 euros. En total, han sido arrestadas siete personas, de las cuales tres son menores de edad. Además de los daños obvios, accionar la palanca del freno de emergencia puede tener consecuencias que afecten a la seguridad de los pasajeros, por lo que los daños podrían haber sido mayores.

Subir este material a las redes sociales puede identificar a sus autores, gracias a que internet es un medio de difusión masivo que hace que el material llegue a manos de miles de personas en poco tiempo. Los detenidos deberán enfrentarse a un juicio contra Renfe por numerosos daños materiales, valorados en más de un millón de euros. Estas siete personas ya han sido detenidas, a pesar de que cuidaban mucho el material que subían a la red, ocultando su rostro para evitar ser reconocidos si se iniciaba una investigación. Hay que tener en cuenta que la publicación de este material en las redes sociales puede favorecer la identificación de un delito, y que el vídeo tendrá una difusión masiva que puede facilitar la labor de las autoridades.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)