Malvertising por impulso



Cada día que pasa estamos más acostumbrados al uso de Internet, cada día somos más las personas que utilizamos el ordenador como un medio de vida que se va convirtiendo en imprescindible.

La cuestión es que casi sin darnos cuenta, durante el ejercicio de esos hábitos recién adquiridos, aparecen anuncios publicitarios, alguno de los cuales atendemos. Y los atendemos porque las nuevas tecnologías permiten segmentar el tipo de publicidad que llega a cada persona en función de sus intereses o de otras magnitudes de afinidad.

Como puedes comprobar, el terreno parece abonado para los cibercriminales, que han ideado técnicas de lo más ocurrentes para controlar tu información, tus datos, y hacerte daño en lo económico, que generalmente es el objetivo de estas personas.

Del mismo modo que a las técnicas que anuncian productos en Internet se les denomina Advertising, a aquellas otras tretas que tratan de engañar utilizando para ellos los spots publicitarios, se les llama Malvertising.

El engaño se produce en páginas de uso perfectamente común, porque estos delincuentes compran banners perfectamente legales, aunque luego los transformen a nocivos. Es complicado no caer en ellos, del mismo modo que es difícil con coger del supermercado justo la tableta de chocolate que no te recomiendan.

Cuando estamos ocupados en otro asunto, y aparece en nuestra pantalla un reclamo publicitario de interés, tendemos a pinchar el botón por impulso, sin pensar muy bien lo que hacemos. Ese es el momento que espera la persona que cometerá un delito, o lo intentará al menos.

La solución es lógicamente la prevención, pero si esto es muy  complicado, la denuncia inmediata en cuanto conozcamos de unos de estos casos de Malvertising. Es cierto, no obstante, que cuanta más información tengamos sobre el particular, más complicado será que alguien nos engañe.

Y esa es nuestra intención cuando tratamos de mantenerte al cabo de la calle de las últimas actividades de estas personas que son perseguidos, pero no siempre con la efectividad que nos gustaría, debido a la velocidad con la que avanza todo en el mundo virtual. Cada vez que a partir de ahora veas un banner que te ofrece un producto o servicio, piensa, no actúes por impulso, esa es la clave.

Free images from FreeDigitalPhotos.net

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)