Fraude en cajeros automáticos, consejos de seguridad

 

Debido a la dimensión de la crisis económica acontecida han aumentado los casos de fraudes de manera exponencial. Podemos ver que en estos tiempos tan pocos venideros se puede observar  gran variedad de fraudes, entre ellos podemos encontrar uno sobre el cual vamos a tratar. El fraude en cajeros automáticos.

Las prácticas habituales para llevar a cabo del delito o fraude en cajeros, se pueden catalogar de cuatro maneras distintas según sus características. La primera es la trampa de tarjeta que consiste en la obtención de la tarjeta física original junto al código secreto o PIN, para llevar a cabo este tipo concreto son habituales el uso de cambiar los teclados de los cajeros para obtener dicho código y un posterior atraco para la tarjeta.

 

 

fraude cajero automático

 

 

Por otro lado también está el Fraude familiar que se caracteriza por el uso ilícito de una tarjeta de crédito por parte de un familiar de la víctima sin el consentimiento de la misma para sacar dinero.

 

También podemos encontrar otra categoría de fraude en los cajeros automáticos que se denomina Clonación de tarjeta y se caracteriza por la obtención del código secreto  y los datos de las bandas magnéticas de la tarjeta. Para conseguir estos datos se suele recurrir a dispositivos falsos colocados en el cajero automático.

 

Generalmente, los delincuentes tratan de realizar estas prácticas en cajeros con gran afluencia de personas, en lugares cercanos donde se celebran eventos o festivales o bien en cualquier cajero sobre fechas concretas de cobro. Por último se encuentra otro tipo de fraude no tan sofisticado conocido como “trampa del efectivo” que se distingue por la utilización de mecanismos rudimentarios que se colocan en la boquilla dispensadora de billetes del cajero en cuestión con la finalidad de ocultar e impedir que salga el dinero de la víctima.Usualmente los delincuentes que llevan estos delitos a la práctica, no son delincuentes cualesquiera sino que son conocedores y expertos de la práctica, además suele llevarse a cabo entre grupos de delincuentes organizados.

 

Para poder aumentar nuestra seguridad a la hora de llevar a cabo una transacción en un cajero automático hay que tener en cuenta unas medidas:

 

-Procurar realizar la transacción en cajeros donde concurra un número considerable de personas y a ser posible, cerca de establecimientos con cámaras de seguridad. Además de si es de noche, estar en un cajero con buena iluminación.

 

-No tener escrito en ninguna parte nuestro código secreto o PIN y en su lugar aprendérselo de memoria.    

 

-Si nuestra tarjeta se queda dentro del cajero automático, no debemos perder de vista el mismo ni un instante y avisar inmediatamente a la entidad bancaria.

 

-Realizar una comprobación cada poco tiempo de nuestros movimientos bancarios para ver si se ha llevado a cabo alguno sin nuestro conocimiento.

 

Autor:    Iván Domínguez Pérez

You may also like...

2 Responses

  1. Isaías dice:

    Otro consejo:

    Al menos en mi país se ha dado el caso que en gasolineras hay «personal» que al momento que el cliente da la tarjeta para pagar. El «personal» antes de pasar la tarjeta por la banda de la empresa para el cobro respectivo lo pasan por el dispositivo falso y le roban la información de la tarjeta.

    Debido a tal hecho, muchas personas se bajan del automóvil y ven lo que hace el empleado. Así aseguran que no se está dando tal fraude con su tarjeta.

    El mismo caso se ha presentado en restaurantes.

    Saludos,
    Isaías

  2. Henry dice:

    Muy buena publicación, siempre es bueno y necesario tener una noción clara de todos los problemas que pueden ocurrir en todos los tipos de cajeros automáicos que hay actualmente en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.