Final trágico de ciberacoso en Canadá



La joven canadiense Amanda Todd, fue contactada hace tres años por un individuo a través de Internet. Entonces tenía 12 años, y el pasado 10 de octubre, con 15 años, acabó suicidándose.

Un extraño contactó con Amanda a través de Facebook, pidiéndole que le mostrara sus pechos, captando dichas imágenes, y exigiéndole que se desnudara ante la webcam si no quería que la imagen de sus pechos fuera difundida por Internet.

Cumplió la amenaza y su imagen llegó a manos de sus profesores, amigos y familiares. La distribución de estas imágenes, produjeron en la joven ansiedad, ataques de pánico y depresión, así como el rechazo de sus amigos y compañeros de clase.

La joven canadiense colgó en Youtube, una semana antes de su suicidio, un vídeo donde describía, sin hablar pero a través de tarjetas donde relataba el acoso sufrido, su depresión y los ataques de pánico que le causaron la distribución de su imagen desnuda.

Su acosador le informó que había creado una nueva página de Facebook con la imagen de sus pechos desnudos como foto de su perfil de usuario y no contento con ello, continuó con su persecución, acoso y humillación cuando Amanda se mudó de ciudad, lo cual le hizo caer en una depresión mucho mas profunda y a refugiarse en las drogas.

En España, la próxima reforma del Código Penal, introduce en un nuevo artículo, el 183 ter, en su párrafo 2º, lo siguiente:
2.- El que a través de Internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de trece años y realice actos dirigidos a embaucarle para que le facilite material pornográfico o le muestre imágenes pornográficas en las que se represente o aparezca dicho menor, será castigado con una pena de prisión de seis meses a dos años.”

Para evitar el ciberacoso, se aconseja a los padres que conozcan lo que hacen sus hijos en Internet, y que les informen de las medidas básicas a tener en cuenta en su navegación y en el uso de las redes sociales. Se aconseja igualmente establecer filtros de control de acceso a la Red. En la actualidad existen multitud de recursos gratuitos en Internet que permiten proteger tanto el ordenador como la navegación.

Los menores han de conocer la importancia de proteger su intimidad, de no compartir información personal con ningún desconocido, ni información comprometida con nadie, aunque sea un amigo/a, puesto que una vez que sale de su ordenador o dispositivo móvil, deja de tener control sobre la misma.
En caso de ser víctima de acoso, es imprescindible asesorarse jurídicamente y poner los hechos en conocimiento de las autoridades.


Reciba en su correo las últimas noticias de DelitosInformaticos.com

Email

He leido y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Tenemos respuesta a tu problema legal

Abogados Portaley

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)