Leer las condiciones de contratación de los servicios en Internet es fundamental para evitar sorpresas



 

Según la Ley 34/2002, de 11 de Julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico (LSSI) los contratos celebrados por vía electrónica producirán todos los efectos los efectos previstos por el ordenamiento jurídico, cuando concurran el consentimiento y los demás requisitos necesarios para su validez. (Art. 23).

 

condiciones contratación

 

Los prestadores de servicios de la sociedad de la información que realicen actividades de contratación electrónica tendrán la obligación de poner a disposición del destinatario, antes de iniciar el procedimiento de contratación y mediante técnicas adecuadas al medio de comunicación utilizado, de forma permanente, fácil y gratuita, información clara, comprensible e inequívoca sobre los siguientes extremos (Art. 27):

 
a) Los distintos trámites que deben seguirse para celebrar el contrato.

 

b) Si el prestador va a archivar el documento electrónico en que se formalice el contrato y si éste va a ser acondiciones de contrataciónesible.

 
c) Los medios técnicos que pone a su disposición para identificar y corregir errores en la introducondiciones de contrataciónión de los datos, y

 
d) La lengua o lenguas en que podrá formalizarse el contrato.

 

 

La obligación de poner a disposición del destinatario la información referida en el párrafo anterior se dará por cumplida si el prestador la incluye en su página o sitio de Internet en las condiciones señaladas en dicho párrafo.

 

 

Estas condiciones son las llamadas Condiciones (generales y particulares) de Contratación que aparecen publicadas en la web y que informan al usuario de las cláusulas aplicables al servicio contrato (descripción del servicio, precio, resolución del contrato, derecho de desistimiento, ley aplicable, etc).

 

 

Por regla general, estas condiciones de contratación son extensas, lo que provoca en el usuario (persona física o jurídica) un rechazo a leerlas y analizarlas con detalle. Esto constituye un gran error puesto que usuario está aceptando una serie de obligaciones sin conocerlas realmente.

 

 

Esta lectura detallada se hace mas importante en aquellos portales de servicios, en los que existen distintos niveles de contratación, algunos gratuitos y otros de pago, y el usuario salta de uno a otro sin percatarse de ello, y todo, por haber aceptado unas condiciones de contratación sin haberlas leído previamente. Ello puede provocar situaciones tales como que el cliente sea requerido por el prestador de servicios para que abone el servicio contratado, al haber finalizado el periodo gratuito de prueba.

 

 

Por otro lado, a través de dichas condiciones de contratación el usuario puede hacerse una idea de la profesionalidad del servicio, al comprobar que cumplen con la normativa de protección de datos, de comercio electrónico, de propiedad intelectual e industrial y de defensa de los consumidores. Este cumplimiento es una garantía para el usuario a la hora de presentar reclamaciones, contactar con el prestador de servicios, y ejercer, en definitiva, sus derechos como consumidor y/o usuario.

 
Una correcta redacción de las condiciones de contratación beneficia tanto al portal de Internet como al usuario y/o consumidor.

 

 

Autora: Noelia García Noguera

Abogados Portaley

 

 

.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)