Gran Canaria destina 10.000 euros al año a combatir la publicidad engañosa

El Consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria, Melchor Camón, ha afirmado que el departamento destina alrededor de 10.000 euros al año para acciones legales que tienen como objetivo combatir los usos indebidos de la imagen de la isla para promocionar otros destinos turísticos.

gran canaria

Este reclamo se hace para engañar a los turistas y utiliza fotografías de playas o parajes de Gran Canaria sin mencionar el nombre del lugar para atraer visitas. «Es algo cíclico. Lo hacen habitualmente cuando ponen en ferias turísticas fotos de playas, especialmente de las dunas de Maspalomas, sin identificar la isla donde está. Eso ya es una cosa que nos molesta bastante porque no es lo mismo ir a Maspalomas y encontrárselas que ir y que no estén por ningún lado», dijo.

El consejero ha comentado también que “es ya casi un fraude publicitario” durante el recibimiento especial de los turistas que llegaban al aeropuerto por el Día Mundial del Turismo. «Y después –continuó– hay empresas, y tenemos denunciada una página en el Reino Unido, que se llama ‘lovetenerife’, que utilizan imágenes de Gran Canaria para vender otra isla. Seguiremos reclamando y, desgraciadamente, esto nos cuesta un presupuesto al año [sobre los 10.000 euros anuales] porque son acciones legales y que hay que hacer incluso en países extranjeros». El Cabildo hace hincapié en que seguirán defendiendo la imagen de la isla y su buen uso.

Compañías extranjeras utilizan imágenes de la Isla de Gran Canaria para vender viajes a otros destinos, por ejemplo, Tenerife. Así, se está utilizando la imagen local para generar turismo en otros lugares. Turismo de Gran Canaria trata de poner freno a estos engaños acudiendo a los tribunales, para lo que hace falta una inversión económica que ronda los 10.000 euros anuales. Con estos pleitos trata de frenar la utilización de estas imágenes, aunque siempre nacen nuevas compañías que utilizan las fotografías de la isla como reclamo de otros lugares.

Se trata de un engaño que afecta no solo a la economía de la isla, sino también a los propios turistas que pagan por viajar a un destino que no es el que les han vendido. A pesar de que la ley castiga estos actos, hace falta invertir tiempo y dinero en denunciar a estas empresas, por lo que el proceso suele alargarse y necesita una inversión que no siempre se puede asumir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.