Estafas en la red, a la caza del ciberincauto



En Internet puedes montar tu negocio, es un medio perfecto para el intercambio de información, encontrar productos a buenos precios, teletrabajar, etc.

La Red abre nuevas posibilidades para aquellas personas inquietas que ven difícil el desarrollo comercial en el mercado tradicional. Pero al asomarse a la Red, se dan cuenta que hay todo un mundo por descubrir y a un coste mucho menor, únicamente hay que tener talento, una buena idea y constancia.

La idea de pasar modelos de negocio a Internet también la han seguido aquellos que buscan enriquecerse a costa de otros, mediante servicios fraudulentos o inexistentes. Crean sus servicios en la Red y lanzan sus redes a la busca del ciberincauto.

Se sirven de un mejor y mayor conocimiento del medio que sus "víctimas".

No podemos decir eso de "la red no es buena, se producen estafas", también se realizan en tu calle, en tu barrio, al lado de tu casa y no por ello tu barrio o calle es malo, únicamente hay que conocerlos y prevenirlos. Además debe existir una legislación que proteja al consumidor y al navegante de esta gente. El Código Penal Español recoge en su artículo 248 este delito, por lo que los internautas quedan también protegidos.(es necesario que el valor de lo estafado supere las 50.000 pesetas. Artículo 249)

La persona que en estos momentos no entre en el nuevo mercado quedará excluido, es por ello que además se está exigiendo que Internet llegue también a los menos favorecidos, intentando darles las mismas posibilidades que a los demás.

Básicamente el navegante tiene dos cosas de gran valor, su dinero y sus datos. Alrededor de estos dos conceptos se mueven varios métodos para la obtención de los mismos de forma no muy ortodoxa.

Cualquiera puede pensar que es obvio que el dinero es una de las cosas que cualquiera desea, pero ¿sus datos?, ¿para qué quieren sus datos?, ésto es debido al modelo de negocio que existe en Internet.

  • Mediante los datos personales se desea obtener entre otras cosas:

Registro de usuarios y bases de datos, de esta manera el sitio toma mayor valor cuanto más usuarios tenga. Una vez obtenidos estos datos los puede utilizar el propio lugar para su beneficio o bien venderlos a compañías de marketing, publicidad online, etc.

Generalmente el "gancho" para la obtención de estos datos, es un regalo por cumplimentar un sencillo formulario, en el cual debes introducir todos tus datos personales. Un ejemplo de ésto es el regalo de una WebCam a cambio de un correo electrónico.

Ante ésto, tampoco hay que ser alarmistas, ya que incluso yo, he introducido mis datos en sitios de Internet a cambio de regalos o promociones. Todo está en evaluar si es conocido el lugar y si dispone de métodos de protección de datos de caracter personal.

  • En cuanto a la forma de obtención de dinero:

Atención a las los servicios y ventas de productos del extranjero, la posiblidad de recuperar su dinero en caso de fraude es muy escasa

    1. Actualmente el método más utilizado son las subastas o venta de productos online; Sobre todo de segunda mano y de material informático. No utilice métodos de pago no seguros, como envío de dinero por mensajería especial o cualquier otro sistema que no le permita recuperar su dinero en caso de no recibir la mercancía.
    2. Recolección de sus datos bancarios para diferentes tácticas, principalmente utilizando correo electrónico.
    3. Acceso a servicios de Internet: El consumidor recibe una oferta de servicios gratuitos. La aceptación lleva implícita el compromiso de contrato a largo plazo con altas penalizaciones en caso de cancelación.
    4. Las tarjetas de crédito: En algunos sitios de Internet, especialmente para adultos, se pide el número de la tarjeta de crédito con la excusa de comprobar que el usuario es mayor de 18 años. El verdadero objetivo es cobrar cargos no solicitados.
    5. Oportunidades de negocio: Convertirse en jefe de uno mismo y ganar mucho dinero es el sueño de cualquiera. En la Red abundan las ofertas para ganar fortunas invirtiendo en una aparente oportunidad de negocio que acaba convirtiéndose en una estafa.
    6. Inversiones: Las promesas de inversiones que rápidamente se convierten en grandes beneficios no suelen cumplirse y comportan grandes riesgos para los usuarios. Como norma general, no es recomendable fiarse de las páginas que garantizan inversiones con seguridad del 100%.
    7. Productos y servicios milagro: Algunas páginas de Internet ofrecen productos y servicios que aseguran curar todo tipo de dolencias. Hay quienes ponen todas sus esperanzas en estas ofertas que normalmente están lejos de ofrecer garantías de curación.

    Debo recordar que para compras por Internet utilizando tarjeta de crédito existe un plazo de reclamación, en el cual te devuelven el dinero si no estás satisfecho. Este tipo de compras son consideradas como ventas a distancia, por lo que el régimen jurídico aplicable en España es el mismo que en el aplicado a las realizadas en el medio tradicional.

    Pero no solo es el cliente el que desea que el servicio se preste de una manera legal, sino que el propio comerciante en ocasiones se ve desprotegido ante hechos fraudulentos, ya que la utilización en una compra de una tarjeta bancaria sustraida hace que el banco retire la cantidad al comercio, pero éste no puede recuperar el producto vendido, ya que realizó dicho envío. En estos casos, en un alto índice, se logra identificar a los estafadores, porque deben recoger la mercancía y en ese momento pueden ser localizados.

    La legislación Española ofrece la protección necesaria a los cibernautas para protegerse de estos fraudes en las red, por ello no podemos pensar que este delito queda impune por el hecho de ser cometido a través de Internet, lo único que cambia es el medio.

     

    Noelia García Noguera
    Abogado especialista en Nuevas Tecnologías.
    Abogados Portaley

     

    You may also like...

    1 Response

    1. GILBERTO ZAPATA dice:

      Reciban un cordial saludo.
      He recibido propuetas para invertir en negocios rentables, concretamente en trabajos desde casa como ventas de viajes y turismo, productos para la salud, inversiones con altas tazas de interés, etc.
      Me ha llamado mucho la atención este tipo de ofertas, pero desconfio de que no se cumplan.
      A donde debo acudir para solicitar alguna asesoria al respecto.
      Gracias por su información.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    © 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
    Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)