¿Qué hay detrás de Anonymous?

 

Anonymous es un nombre que suena cada cierto tiempo en las noticias y no precisamente por cometer “buenas acciones”, más bien se le identifica con actuaciones de hackeo y generalmente se trata de ataques a portales de instituciones importantes, como el cometido recientemente contra la Policía Federal Australiana y el Banco de la Reserva Australiana; o en España, a la web de la SGAE y el Ministerio de Cultura; y a empresas tan conocidas como Sony.

 

 

Como su propio nombre indica sus miembros son anónimos, personas de cualquier parte del mundo unidas por una serie de ideales y que aseguran no estar bajo el mando de ningún líder. Cuando aparecen en público, normalmente en manifestaciones de protesta y defensa de los derechos (en España, por ejemplo, apoyaron el movimiento 15M), lo hacen con una réplica de la máscara de Guy Fawkes, un conspirador británico del siglo XVI, y que hizo famosa el personaje V, en la película V de Vendetta, basada en la novela gráfica del mismo nombre y escrita por el guionista y experto en cómics Alan More. Un personaje, que tal y como se representa en el cómic y en la versión cinematográfica, se identifica con la forma de pensar de este colectivo.

 

 

Anonymous is Friendly?

 

Uno de sus lemas es «Somos Anonymous. Somos Legión. No perdonamos. No olvidamos». En realidad, postulan la defensa de la libertad de expresión y de conocimiento y dirigen sus ataques contra grandes instituciones de poder, de hecho, este movimiento manifiesta que “el verdadero poder es el del pueblo”. Por eso, en sus comunicados animan a que cualquiera que coincida con sus pensamientos se una a su causa.

 

 

Organización y ataques

 

Los estudiosos de este grupo explican que se trata de una especie de grupo anarquista, caótico, sin una estructura jerárquica ni una dirección donde ubicarlo, lo que hace muy difícil localizar a sus miembros, que tampoco tienen que ser fijos porque las colaboraciones son libres y voluntarias. Esta difusa comunidad logra contactar por medio de debates y encuentros, a través de diversos canales online y organiza acciones diversas por el acuerdo común de los participantes.

 

La forma más famosa de actuación de Anonymous son los ciberataques. Algunos entendidos explican que una de las formas de atacar de este grupo se basa en lo que se conoce como “ataque distribuido de denegación de servicio”, cuya abreviatura es ataque DDoS (de las siglas en inglés Distributed Denial of Service). Básicamente este método lo que hace es generar mucha información (tanta, que el servicio de hosting de la web agredida no puede soportarlo) desde distintos ordenadores.

 

Como el servidor de la web atacada se satura ante la gran cantidad de datos recibidos el servicio del site se ve obligado a suspender su actividad.

 
La forma de efectuar un DDoS es mediante lo que en terminología internauta se denomian “botnet”, esto es, robots informáticos o bots que se ejecutan de manera autónoma y automática. A través de estos robots la web elegida recibirá un gran flujo de información desde distintos puntos de conexión controlados de forma remota por medio de la botnet. Y el resultado final, ya se sabe: el caos de la institución, organismo o empresa atacada.

 

Si te gustaría incluir información adicional sobre este tema, puedes utilizar nuestro sistema de comentarios para incluir aquello que quieras compartir.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.