Un madre es condenada al pago de multa por calumnias en un grupo de Whatsapp



En diferentes artículos, hemos informado de los problemas legales que puede conllevar el uso de grupos de Whatsapp, como por ejemplo el sucedo de una mujer que ha sido condenada al pago de una multa por calumnias en un grupo de Whatsapp.

El suceso tuvo lugar en la ciudad de Vigo, específicamente en la parroquia de Coruxoo, donde una madre acusó, en un grupo de WhatsApp, a una profesora de haberse burlado de su hijo, diciendo que la profesora se había comido parte de la merienda del niño y lo había “tirado del brazo”.

 

Luego de una rigurosa investigación por parte de las autoridades pertinentes, el caso fue declarado a favor de la docente. La madre ha sido condenada al pago de una multa por la módica suma de 630 euros por haber mentido en su declaración sobre los abusos de la profesora y fue acusada por delito de calumnia. En la sentencia se recoge el pago de la multa de 3 euros diarios durante 7 meses.

 

El grupo, donde fue enviado el primer mensaje, fue creado por los padres de los alumnos de quinto curso del colegio Carrasqueira en Vigo. En el mismo grupo, pero en otro mensaje, la madre instó al resto de los padres a que hablaran con sus hijos sobre este hecho para garantizar que no se repita este comportamiento y poder enfrentarlo de la forma correcta en caso de que ocurra de nuevo.

 

Los actos de la madre fueron calificados como “objetivamente ofensivos y suficientemente graves” según la juez encargada del caso, estas acusaciones ponían en duda la ética de la profesora y pueden perjudicarla en el futuro a nivel laboral, por una acusación falsa.

 

La madre se disculpó  dos semanas después de lo ocurrido dejando claro que había cometido un error al emitir un comentario que no era relevante para ese grupo y aclaró que al reseñar lo ocurrido su única intención era que se diera a conocer el comportamiento de la profesora para así evitar que más niños tuvieran miedo en el recinto escolar, pero su intención nunca fue desestimar la ética y profesionalidad de la profesora.

 

Desde que este caso se hizo público, se han dado a conocer una gran cantidad de historias parecidas en muchos rincones del mundo, dejando claro como algo tan simple como un comentario puede atentar contra la integridad de una persona, afectando tanto su vida laboral como personal.


Reciba en su correo las últimas noticias de DelitosInformaticos.com

Email

He leido y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Tenemos respuesta a tu problema legal

Abogados Portaley

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)