Fraude en la publicidad por internet



Hacer un anuncio de Adwords puede no ser tan rentable como pensamos, y es que un estudio de Interactive Advertising Bureau nos alerta de que el 36% de los clics que reciben los anunciantes en sus campañas son falsos, producidos por “clientes fantasma” o bots que desperdician más de un tercio de la inversión de los anunciantes.

fraude publicidad internet

A pesar de la lucha contra estos fraudes, sigue siendo un negocio muy rentable para ciberdelincuentes que utilizan páginas falsas para ofrecer a los anunciantes un espacio publicitario.

Este tipo de acciones fraudulentas han afectado a grandes compañías como General Motors o L’Oreál, que ven como sus ingresos por publicidad no son tan rentables como les gustaría.

A pesar de este peligro, las grandes marcas y otros anunciantes no pueden dejar de invertir en publicidad online, porque es un campo que les aporta muchos beneficios.

Un estudio publicado por Solve Media nos informaba también de este problema y de la repercusión del spam en la publicidad online. Según el informe, el 61% de los clics a los anuncios publicitarios del último trimestre de 2013 se registraron como un comportamiento sospechoso, que podría indicarnos que estamos ante un comportamiento no humano.

El problema se extiende ahora también a las redes sociales, donde 1 de cada 200 mensajes contiene algún tipo de spam, hecho que afecta tanto al usuario como a la empresa, que ve sus acciones publicitarias manipuladas por bots.

Se prevé que este año se inviertan 50 mil millones de dólares en publicidad online, un incremento del 17% con respecto al año pasado. Esta cifra, en constante crecimiento, demuestra que internet se está convirtiendo en un importante medio de promoción para empresas, y que el riesgo de fraudes aumenta también.

Aunque es un problema grave, las marcas no pueden obviar el crecimiento ni la rentabilidad de la publicidad en internet, y por eso se ven obligados a seguir promocionándose en estos medios a pesar de los problemas que suponen estos “clientes fantasma”.

Las grandes marcas desembolsan enormes cantidades de dinero en publicidad online cada año, y supone un gran problema saber que parte de las visualizaciones o clics en sus anuncios, tanto en la red de buscadores como en las redes sociales, se está desperdiciando.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)