Los fraudes al seguro también se investigan en redes sociales



Los intentos de fraude a seguros de todo tipo aumentaron el año pasado un 2,4%, según el informe sobre el Fraude al Seguro Español de 2013 elaborado por la Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA). Esta cifra supera en casi el doble los datos registrados antes de la crisis.

Estos intentos de engañar a las aseguradoras habrían costado al sector cerca de 573 millones de euros, según explicó el director general de la Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones, Jose Antonio Sánchez.

Fraude al seguro

 

Gracias al duro trabajo realizado por las aseguradoras para investigar y detectar estos fraudes, solo se abonaron 161 millones de euros por estas estafas, cuando la cifra podría haberse triplicado.

 

 
Según la responsable del estudio, Marta Rodríguez, una de las tendencias utilizadas para la detección de fraudes es el uso de las redes sociales para comprobar si los sujetos padecen directamente las enfermedades por las que reclaman una indemnización. “Cada vez es más normal destapar el fraude al ver en Facebook una foto del teórico tetrapléjico bailando con el padrino de una boda”.

 
Entre otros casos, la aseguradora Fiatc recibió una solicitud de indemnización por el supuesto fallecimiento de una mujer que tenía contratado un seguro de vida con esta compañía. La mujer habría muerto en un viaje a Paraguay, tras caerse de una silla. Tenía contratada con esta compañía una cobertura de 400.000 euros, y con otras aseguradoras riesgos por otros 600.000 euros. Al final, se descubrió que todo había sido un montaje y que la mujer había muerto de cáncer.

 

 

 
Este caso fue uno de los ganadores de la vigésima edición del Concurso de Detección de Fraude que organiza ICEA. Otro de los casos premiados fue el que sufrió Linea Directa, que descubrió que los siete demandantes por un accidente de tráfico eran «hombres de paja» de un abogado y el propietario de un centro de rehabilitación. El estafador pagaba 500 euros a personas con pocos recursos para que fingieran un secuestro y les asesoraba en la reclamación y les atendía en su clínica.

 

 
Los fraudes a los seguros de vehículos son los más frecuentes. El 71,6% de los casos se produjeron sobre seguros de automóvil. Los casos más comunes son los que intentan que la compañía se haga cargo de los daños producidos durante el siniestro.
Gracias a la labor de los servicios de prevención del fraude, se habrían abonado 374 millones de euros en indemnizaciones de seguros fraudulentas. Gracias a las investigaciones, solo se abonaron 132 millones.

 

 
Como dato final, es muy habitual intentar asegurar un vehículo después de sufrir un accidente. El 27,7% de los intentos de fraude fueron por siniestros simulados. En 2013 se destinaron 10,5 millones de euros a combatir el fraude, un 10,1% más que el año anterior.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)