Vuelve el phishing de la Agencia Tributaria



Ya ha comenzado el periodo para presentar la declaración de la Renta 2013 y un año más el phishing de la Agencia Tributaria vuelve a circular por Internet.

 

 
El fraude consiste en el envío masivo de correos electrónicos suplantando la identidad e imagen de la Agencia Tributaria. Con el objeto de hacer picar a las víctimas estos mails aluden a una devolución de impuestos que no es real.

 

logo_agencia

 

 
El falso correo electrónico está muy cuidado, ya que utiliza el logo y la imagen de la Agencia Tributaria. Así, en un principio nada hace pensar que se trate de un engaño. Sin embargo, para efectuar esa supuesta devolución se solicitan una serie de datos personales del contribuyente. En primer lugar, se requiere el nombre completo, DNI y fecha de nacimiento. Después, se procede a pedir los datos bancarios principalmente la tarjeta bancaria. De hecho, suelen pedir hasta el número secreto de la misma.

 

 
De esta manera, los ciberdelincuentes roban la información que después usan para realizar transacciones bancarias de diversa índole. No obstante, la Agencia Tributaria siempre ha sido muy clara respecto a este tipo de fraude y en comunicados de prensa ha dejado transmitido con contundencia que “no solicita por correo electrónico información confidencial, económica o personal, ni números de cuenta o de tarjeta.”

 

 
La colaboración ciudadana siempre es de gran ayuda en estos casos, ya que los cuerpos de seguridad pueden actuar de forma más eficaz si reciben varias denuncias alertando de los mismos acontecimientos. De hecho, el correo electrónico es una prueba valiosa para seguir el rastro de los ciberdelincuentes, de modo que es mejor no eliminarlo y remitirlo a la Agencia Tributaria o al cuerpo de seguridad donde se haya presentado la denuncia.

 

 
Si se tienen dudas sobre la autenticidad de un correo electrónico ya sea de un organismo oficial, como resulta en este caso, ya de cualquier otra organización, se puede comprobar la veracidad del mismo mediante una llamada telefónica. Por otra parte, una forma segura de navegar, por ejemplo en la página web de la Agencia Tributaria, es poniendo directamente su dirección en el navegador, y comprobar su certificado de seguridad que aparece indicado en la página. De esta manera, podemos evitar posibles fraudes de este tipo.

 

 
Por último, recordar que nunca se deben facilitar datos personales o bancarios a través de comunicaciones por medio de correos electrónicos. Esta es una de las formas más comunes de que los delincuentes accedan a informaciones confidenciales. Siempre hay que ser precavido a la hora de compartir datos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)