Descubre cómo evitar que puedan hackear las cámaras de vigilancia de nuestra casa

Las cámaras de vigilancia se han convertido en uno de los dispositivos de seguridad más utilizados en casas y edificios, se les puede encontrar en una gran variedad de tipos y modelos a precios muy asequibles y su instalación por lo general es bastantes sencilla, cabe resaltar además que los sitios vigilados siempre son menos atractivos para los delincuentes.

No obstante las cámaras de vigilancia pueden convertirse en un problema para la propia seguridad del hogar, ya que un delincuente informático con la suficiente habilidad puede hackearlas y tomar su control de forma remota, convirtiendo en este dispositivo en una herramienta que le permite cometer sus fechorías, es decir la cámara de vigilancia es convertida en un espía en casa.

Se debe tener en cuenta que existen tanto cámaras de vigilancia de interior como cámaras de vigilancia exterior. Los ciberdelincuentes buscarán todas las posibles cámaras para recopilar la mayor información posible.

Lo anterior no significa que se deba renunciar al uso de las cámaras de vigilancia como un elemento de seguridad en nuestra residencia, la intención de este alerta es para que sea precavido, a fin de lograr minimizar el riesgo de que las cámaras de vigilancia puedan ser hackeadas, pata ello recomendamos seguir los siguientes pasos:

Comprobar de manera cotidiana el comportamiento de las cámaras de vigilancia

Hay que verificar de manera periódica que las cámaras de vigilancia hayan sido hackeadas, para ello es importante comprobar que:

  • La cámara no haga ruidos extraños.
  • No gire de manera intempestiva en horas poco usuales.
  • Si apunta al área que se ha seleccionado o apunta a otras áreas de manera aleatoria, especialmente si notamos sigue a alguna persona en específico.
  • Comprobar el comportamiento de la luz LED, especialmente si parpadea de forma inusual, ya que esto puede indicar que está siendo hackeada.
  • Revisar el flujo de datos de las cámaras de vigilancia, cuando se presentan flujos inusuales, generalmente con picos muy altos puede ser una señal de que la cámara ha sido hackeada.

Cifrado y seguridad

Es importante que al adquirir las cámaras de vigilancia cuenten con cifrado avanzado, puede que sean un poco más costosas, pero ofrecen un mayor nivel de seguridad, ya sus métodos de cifrado hacen que sean muchos más difíciles de hackear.

Al instalar las cámaras se deben asegurar con una contraseña que cumpla con parámetros de seguridad alta o intermedia, no se deben utilizar datos personales para crearlas y menos aún dejar las contraseñas que traen por defecto, ya que éstas resultan muy sencillas de hackear.

El router es el centro de toda red doméstica; se encarga de garantizar la conectividad de todos los dispositivos y la transmisión de datos, por lo que si no cuenta con una protección adecuada, puede convertirse en la puerta de entrada de los hackers a nuestro sistema de seguridad; incluidas por supuesto las cámaras de vigilancia.

Es necesario también controlar la cantidad y el tipo de dispositivos que se conectan de manera cotidiana y en forma esporádica a nuestra red, ya que se ha vuelto una práctica común de los hackers utilizar dispositivos que parecen inocentes y tienden a pasar desapercibidos como caballos de Troya, para instalar malware en nuestra red y poder burlar su seguridad, sin que nos enteremos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.