Absuelta de un delito de revelación de secretos al aportar chats de contenido sexual



La Audiencia Provincial de Palma de Mallorca ha absuelto a una mujer de un delito de descubrimiento y revelación de secretos por aportar en un Juzgado de Familia unos chats de su marido de contenido sexual. En este fallo se entiende que, ante las versiones contradictorias de los hechos se conclucó el principio “in dubio pro reo”.

delito de revelación de secretos

La mayoría del Tribunal ha considerado que el Juzgado de Instancia no contó con una prueba válida y suficiente para desvirtuar el principio de presunción de inocencia y estima errónea la valoración de la prueba teniendo en cuenta que ante dos versiones contradictorias sobre unos mismos hechos solo se atendió la del denunciante y no las de la acusada. También el Tribunal estima conculcado el principio de “in dubio pro reo”, expresión latina que se utiliza para expresar el principio jurídico de que en caso de falta de pruebas se favorece al imputado o acusado (de ahí lo de reo). En palabras del Tribunal, “ante la duda sobre las versiones sostenidas, consideramos que no hay elementos probatorios suficientes para decantarse por la sostenida por el denunciante, y ello supera la simple valoración de la prueba, al no haberse valorado la de la acusada”.

Además, no se considera acreditada la condición de “secreto” en cuanto a que los hechos de las pruebas eran conocidos y consentidos por la acusada, debido a que el denunciante llevaba a cabo estas sesiones de chat a través del ordenador fijo y común que había en la vivienda, de uso indistinto para ambos miembros de la pareja. Cuando el denunciante se marchaba de la vivienda, permitía el libre acceso al ordenador y al contenido de las comunicaciones, que quedaban grabadas automáticamente. Además, en determinadas ocasiones el denunciante le había propuesto un trío con alguna de las mujeres con las que chateaba, por lo que el Tribunal considera lógico este conocimiento por parte de la acusada.

La Sala acuerda así estimar el recurso de apelación interpuesto por la acusada y la absuelve del delito de descubrimiento y revelación de secretos dejando sin efecto las medidas cautelares interpuestas en su contra. Lo que el Tribunal viene a decir en esta sentencia es que no encuentra un delito de descubrimiento y revelación de secretos porque no hay un secreto en sí que pudo haber sido revelado, por tener la acusada el conocimiento pleno de las actividades de su marido en la red.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)