Violencia de género y nuevas tecnologías



La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha publicado recientemente que el 61% de las adolescentes declaran haber sido víctimas de violencia de género a través del teléfono móvil y las redes sociales, de las cuales un 36% declara “haber sentido miedo” a raíz de estos hechos.

 

 

Estos datos han sido extraídos de un estudio realizado por Cristóbal Torres, catedrático de sociología de la Universidad Autónoma de Madrid, titulado “El ciberacoso como forma de ejercer la violencia de género en la juventud” y de otro dirigido por la catedrática de Psicología de la Educación de la Universidad Complutense María José Díaz-Aguado, llamado “La Evolución de la adolescencia española sobre la igualdad y la prevención de la violencia de género”.

 

 

violencia de género ciberacoso

 

 

En la elaboración de los informes han participado 8.000 chicas de 13 a 19 años, y se destaca que estos medios permiten a los agresores acercarse a sus víctimas sin tener contacto directo con ellas. Los informes también hablan de que Whatsapp, las llamadas de móvil y la red social Tuenti son los medios más usados para enviar y recibir mensajes amenazantes, como forma de ejercer la violencia de género.

 

 

Aunque las nuevas tecnologías juegan un papel muy importante en la sensibilización en torno a prácticas como la violencia de género, muchas veces pueden suponer un arma de doble filo y favorecer el acoso a través de estos medios, lo que supone una invasión de la intimidad de la víctima sin su consentimiento.

 

 

La Ministra de Sanidad, Ana Mato, también participó esta semana en la presentación de estos estudios, y recalcó la preocupación de su departamento por el uso de internet y las nuevas tecnologías como forma de violencia entre los más jóvenes.

 

 

Muchas veces, este tipo de comportamientos vienen dados por la falta de sensibilización de los jóvenes sobre el riesgo que determinados tipos de conducta pueden suponer para su intimidad. El 5% de las chicas entrevistadas y el 16% de los chicos no consideran peligroso colgar una foto suya de carácter sexual en las redes sociales; de hecho, el 1,1% de las mujeres y el 2,2% de los hombres reconocen haberlo hecho en alguna ocasión.

 

 

El primer paso para combatir este tipo de prácticas es enseñar a los jóvenes lo peligroso que puede llegar a ser compartir una foto de estas características en la red, pues pueden ser utilizadas como método de extorsión o chantaje por terceras personas sin nuestro consentimiento.

 

Además, una actitud adecuada ante estas conductas agresivas es crucial para poder poner solución a este nuevo tipo de acoso.

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)