Insultar y amenazar en redes sociales puede llevar a ser detenido



Agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Tres Cantos han detenido a un joven de 19 años de la localidad de Cornellá de Llobregat, en Barcelona, por amenazar e insultar presuntamente a la víctima a través de una red social por “discrepancias políticas”.

amenazas redes sociales

La investigación fue realizada en el marco de la “Operación Calimero” por una denuncia que la víctima interpuso en el mes de septiembre de este año en el cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas. En ella hacía constar que desde hacía unos días recibía comentarios amenazantes e insultos en una conocida red social. Los especialistas en delitos tecnológicos de la Comandancia de Madrid iniciaron entonces la investigación para comprobar la veracidad de los hechos, tras lo cual se volcaron en identificar a la persona que se encontraba detrás del perfil utilizado para verter los insultos y amenazas.

El sospechoso se localizó el pasado 14 de octubre en las inmediaciones de un campus universitario de Barcelona, y se procedió a la detención del mismo. Se trata de un varón de 19 años y vecino de Cornellá de Llobregat (Barcelona), al que se le imputa un delito de amenazas a través de una red social. El detenido reconoció la autoría de los hechos, justificándolos por discrepancias de índole política.

Debemos recordar que el hecho de proferir amenazas o insultos a través de una red social no justifica el comportamiento, ya que tiene la misma gravedad que si lo hiciésemos en la vida real. Si eres víctima de alguno de estos hechos, debes acudir a tu comisaría más cercana para que los agentes encargados de la investigación puedan proceder a la identificación del sujeto y tomen las medidas adecuadas para castigarle.

Las amenazas en redes sociales han crecido en los últimos tiempos, y ya son muchos los que piden una regulación especial que haga más eficaces las investigaciones. Aunque creamos que Internet aporta anonimato, lo cierto es que las autoridades cuentan con los mecanismos necesarios para poder localizar al culpable y ponerlo a disposición judicial. Es por eso que debemos ser cautelosos y respetuosos con nuestras acciones en la red y comportarnos según unas normas cívicas básicas basadas en la empatía y el respeto con nuestros interlocutores, a fin de conseguir un escenario sano y provechoso para ambos en el que se puedan verter opiniones sin dañar a otras personas.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)