Una nueva estafa de manipulación de cuentakilómetros en Madrid



La venta de vehículos de segunda mano está en auge debido a la situación económica actual, pero esto no evita que en ocasiones existan delincuentes que se aprovechen del comercio de este tipo de coches. El último caso se ha producido en Ciudad Real, donde un grupo de agentes de la Guardia Civil han detenido recientemente a siete personas además de imputar a unas cuantas más de 89 delitos de estafa y dos delitos continuados de falsificación documental en Villaverde y Parla, ambos en Madrid.

 
La trama comenzó a investigarse a consecuencia de una denuncia de una presunta estafa en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real). La propietaria de un vehículo que había vendido vio que su antiguo coche se ofertaba de nuevo en un anuncio de Internet,por un precio superior, pero con menos kilómetros.

 

Portaley Consejos de la Guardia Civil para navegar de forma segura
Los investigadores verificaron los hechos siguiendo la pista del vehículo que efectivamente estaba a la venta en un concesionario de Parla. Después se comprobó que quienes gestionaban ese concesionario también administraban otro en Villaverde, con una exposición de más de 100 vehículos.

 

 
Tras la denuncia y este resultado se procedió a realizar un seguimiento exhaustivo de ambos concesionarios, analizando los anuncios de coches que aparecían en Internet y que posteriormente se ofertaban físicamente. Para ello se comprobó la titularidad mediante la documentación pertinente accediendo también a los verdaderos kilómetros.

 
Cuando se obtuvieron suficientes pruebas se produjeron las pertinentes detenciones el pasado 15 de octubre, justo en el momento en el que se realizaba la manipulación de los cuentakilómetros.

 
La intervención ha supuesto la detención de toda la organización criminal que estaba cometiendo este fraude y que estaba perfectamente jerarquizada y estructurada. Así, una persona realizaba la compra inicial de los vehículos a través de Internet, una segunda los adquiría físicamente, otras manipulaba los cuentakilómetros y documentaciones, y una última se encargaba de adecentar el vehículo para su venta.
Normalmente se rebajaba entre los 50.000 y 100.000 kilómetros, dependiendo de la antigüedad del coche y de su estado. Destaca la rebaja de 300.000 kilómetros que hicieron a un taxi que además vendieron como vehículo comercial.

 
La banda criminal actuaba con pleno conocimientos de los hechos y sabía perfectamente la revaloración que supone en el precio de venta de un vehículo de segunda mano, el descenso de los kilómetros, a pesar de que el año de fabricación también se suele tener en cuenta, aunque no tanto como el uso, que es lo que más se mira y que se valora en función de los kilómetros.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)