Nace en Valencia una plataforma contra el fraude electrónico en todo el mundo



El objetivo de la plataforma RedNAC (Net Against Cyberfraud) es luchar contra este tipo de delito que cada vez es más frecuente en el ciberespacio. Está formada en su mayoría por investigadores de la Universitat de Valencia y dirigida por la doctora Carolina Sanchís. Está financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad a través de un proyecto que empezó en 2012 y finalizará en 2014.

Hackeo cuenta correo

La plataforma, según explica su directora, pretende tener un alcance europeo y global. “La legislación de prácticamente todos los países se queda en pañales, porque está pensada para luchar contra una delincuencia mucho más apegada al tiempo y el espacio», resume Sanchís. En el caso de España, la legislación existente para luchar contra el fraude electrónico es la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que está «muy obsoleta» porque data del siglo XIX.

La evolución de la tecnología ha propiciado los fraudes en Internet, especialmente en actividades tan comunes como las transferencias bancarias o la compraventa de artículos a través de la red. Desde los años 2000, la tendencia del fraude electrónico ha ido creciendo y a partir de 2010 este delito ha sufrido «aumentos anuales superiores al 300 %», advierte Sanchís.

El sector bancario es el que se lleva la peor parte, con datos de robo en torno al 80 %, afirma la experta. Los bancos españoles, en concreto, sufren de 3 a 4 ciberfraudes diarios, a través de herramientas como el “phising” o el software maligno que sobrepasan la seguridad de los equipos informáticos de las víctimas. Normalmente, estos robos se producen en cantidades pequeñas, en torno a un 7% del volumen total.

Desde el punto de vista de los delincuentes, el ciberfraude es un buen negocio: su coste económico es «mínimo» y sus riesgos son menores que en otras actividades delictivas como el narcotráfico, explica Sanchís. Sin embargo, las víctimas se encuentran con la dificultad de que es complicado probar los hechos y las tasas de denuncia de este tipo de engaños son altas y muchas veces superan la cantidad sustraída.

Para protegerse de esta clase de hechos delictivos, la experta recomienda teclear la dirección del banco en lugar de copiarla y pegarla en la barra del navegador, revisar semanalmente las cuentas para reconocer movimientos sospechosos y, si esto ocurriese, denunciarlo cuanto antes a las autoridades y el propio banco. Como último consejo, aunque obvio, evite facilitar contraseñas a terceras personas. El banco nunca pide estos datos a través de la red.

 


Reciba en su correo las últimas noticias de DelitosInformaticos.com

Email

He leido y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Tenemos respuesta a tu problema legal

Abogados Portaley

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)