Cómo evitar hackeos de cuentas de correo



Uno de los nombres que más suenan cuando se habla de delitos informáticos es el de los “hackers” o piratas informáticos. De hecho, las informaciones sobre víctimas de hackeo se pueden leer con cierta frecuencia en los medios. No obstante, también es posible tomar medidas contra estos ataques informáticos, pero ¿sabemos cuáles?

 

Antes de entrar en materia es importante aclarar que hacker según define en líneas generales wikipedia, se refiere a personas apasionadas por la seguridad informática. Realmente, el término alude a los fanáticos de todo lo que tiene que ver con los ordenadores y las redes, cuyos conocimientos trascienden las naciones comunes en este campo.

 

 

 

Hackeo cuenta correo

 

 

 

Al mismo tiempo, el nombre de hacker (cuya traducción sería algo así como “divertirse con el ingenio”), está vinculado a comunidades o grupos de personas que sienten especial atracción por todo lo que tiene que ver con el funcionamiento interno de los PC’s, sus conexiones y los sistemas de redes. De hecho, los orígenes del nombre se vinculan a una comunidad de programadores y diseñadores del Instituto Tecnológio de Massachussets, formada en los años 60 y que se dedica al lanzamiento de software libre.

 

Existen diferentes agrupaciones o comunidades de hackers que se dedican a distintos aspectos de la informática, y no todas hacen mal uso de sus conocimientos. Sin embargo, en ocasiones es posible encontrarse con alguien que utiliza ilegalmente sus habilidades y es entonces cuando hablamos de hackers o piratas informáticos en un sentido delictivo. Pues bien, para evitar ser víctimas de estos delitos, y nos referimos principalmente al hackeo de cuentas de correo electrónico, podemos tomar una serie de precauciones.

 

 

 

En el caso del correo electrónico, las contraseñas son cruciales. Siempre se aconseja evitar incluir en las mismas datos personales (aunque esta norma realmente se debería tener en cuenta en cualquier contraseña) y a ser posible, combinar mayúsculas, minúsculas, números, letras y símbolos.

 

Si se quiere hacer una contraseña más compleja se aconseja redactar una frase que incluya algún número, como la fecha de nacimiento, y después coger las iniciales de cada palabra. Por ejemplo: “el Cumpleaños de Mi hijo es 10/9/75”, así la contraseña sería: eCdMhe10975” , y fácil de recordar siempre y cuando memoricemos la frase.

 

Por otra parte, las preguntas para recuperar las contraseñas deben ser seguras también y no dar pistas. Además, resulta conveniente no usar la misma contraseña para todo y cambiarla cada cierto tiempo. A veces, con modificar el orden de las letras o los números es suficiente.

 

Evitar acceder al correo personal en lugares públicos, tipo cibercafés u otros ordenadores ubicados en lugares que no nos inspiren confianza, es otro de los puntos clave.

 

Finalmente, moderarse en el uso de redes Wi_Fi gratuitas y de las laptops (ordenadores portátiles), ya que estas carecen de un encriptamiento de los datos que circulan por Internet haciendo cualquier información privada más vulnerable.

 

Son medidas muy sencillas y que requieren poco tiempo. Aprende más en:

¿Miedo a los hackers en tus cuentas de correo y redes sociales?

Descubrimiento y revelación de secretos. Delitos contra la intimidad 

La protección del honor: delitos de calumnias e injurias

 

 

Y si has sufrido algún delito o problema legal relacionado con el acceso a información confidencial, puedes contactar con nuestro departamento legal para estudiar el caso

You may also like...

1 Response

  1. Luis Villaverde dice:

    Yo creo que la cuestión no es usar números, símbolos, mayúsculas, etc… la complejidad sigue siendo la misma para un ataque de fuerza bruta.
    Lo que hay que hacer es exigir contraseñas LARGAS y cuanto más largas mejor.

    Además para el usuario le será más fácil acordarse de una contraseña del tipo: «me encantan los coches de color morado». que una como «eCdMhe10975» por mucha regla nemotécnica que uses.
    Hacer un ataque de fuerza bruta contra una clave de longitud 11 frente a otra de longitud 38, como es este caso, tiene una diferencia de tiempo bestial.

    La excusa que se puede poner es que así solo usas letras y se reducen las posibilidades no es válida porque tú en una frase larga puedes poner «Me gusta Laura la chica del 2º piso, que viste de D&G»
    Y usas símbolos y mayúsculas de una manera RECORDABLE.

    Detesto los sitios que te limitan la longitud de las claves e incluso que no soportan los espacios en blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)