Condenan a dos personas por urdir una estafa en torno a la lotería de Navidad



La Audiencia de Málaga confirma la sentencia a dos personas relacionadas con una estafa que utilizaba cartas falsas para comunicar un premio de la lotería.  A los acusados se les imputa un delito de estafa, con entre dos y tres años de prisión. A uno de ellos se le condena además a otros tres meses por un delito de falsedad en documento.

 

El Juzgado de lo Penal número 8 de Málaga considera probado que ambos acusados, un hombre y una mujer, se pusieron de acuerdo para llevar a cabo la estafa, y utilizaron datos y direcciones de Estados Unidos para enviar cartas falsas a varios ciudadanos diciéndoles que les había tocado la lotería de Navidad española y que debían abonar una comisión.

 

Además del dinero, a las víctimas se les pedía datos personales y bancarios, con la excusa del ingreso de la lotería. En enero de 2006 ya se les había incautado a los acusados este material y estos datos, por lo que no pudieron consumar su estafa.

 

Durante esta intervención se encontraron en un locutorio regentado por el hombre libretas de ahorro, extractos de cuentas bancarias, varios ordenadores y un pasaporte de la República de Nigeria, con caducidad en 2010, que resultó ser falso.

 

En el registro del material intervenido, encontraron logos de la lotería española y algunos asociados a nombres de ciudadanos estadounidenses, por lo que se considera que la mujer, que portaba parte de este material, debe ser acusada.

 

Ambos acusados habían presentado recursos de apelación por considerar que  hubo errores en la valoración de las pruebas, aunque los investigadores que analizaron el material en poder de la acusada descartan pudiera ser de terceras personas.

 

loterias

 

 

Esta clase de fraudes son muy populares y se esconden tras reclamos como regalos, o confirmándote que has sido ganador de un sorteo falso. Debemos desconfiar siempre de estos reclamos, que normalmente se efectúan a través de internet, aunque en este caso se trataba de una carta física.

 

En este caso hubiera bastado con desconfiar y comprobar que, efectivamente, el boleto que se había comprado había resultado ganador y ponerse en contacto con el organismo pertinente para corroborarlo.

 

Normalmente las estafas no son tan elaboradas, y consisten en un simple email infectado por un virus malicioso o que pide documentos o datos privados para utilizarlos de forma fraudulenta. Nunca debemos suministrar esta información a personas que no son de confianza, y siempre estudiando el caso y leyendo las condiciones.

 

 

 


Reciba en su correo las últimas noticias de DelitosInformaticos.com

Email

He leido y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

Tenemos respuesta a tu problema legal

Abogados Portaley

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2004-2018 DelitosInformaticos.com Revista de información legal | Condiciones generales | Datos identificativos
Política de cookies | Artículos (RSS) | Comentarios RSS)