Dos tercios de los casos de «cibercrimen» en Córdoba se quedan sin resolver

Se piensa que el ciberespacio es un ambiente seguro, sin embargo si no se tienen las previsiones necesarias, puede terminar siendo un verdadero dolor de cabeza para aquellas personas víctimas de delitos que incluyen robo de información, estafa, suplantación de identidad, entre otros; lo canales de comunicación del siglo XXI tienen sus propias amenazas.

Los cuerpos policiales y de seguridad del Estado tienen serios inconvenientes para adelantar las investigaciones pertinentes para resolver este tipo de casos en los que los delincuentes han convertido la web en su centro de acciones delictuales, una situación que se ve reflejada en las estadísticas y que hasta incluso los propios funcionarios reconocen.

El Ministerio de Interior a través de su Portal Estadístico de Criminalidad pone a disposición del público datos detallados sobre los delitos penales que se cometen en el ciberespacio en la provincia de Córdoba. Actualmente se puede encontrar información hasta el año 2017, los datos relativos al 2018 serán publicados en poco tiempo.

Unas cifras alarmantes

En el mencionado portal se aprecia que de los 1.656 hechos delictuales ocurridos en la provincia de Córdoba y conocidos por las fuerzas responsables de la ciberseguridad (Guardia Civil y Policía Nacional), sólo 582 ha sido resuelto, lo que representa un 35, 14% de los casos, esto indica que solamente se esclarece una de cada tres denuncias.

No obstante al evaluar otro tipo de delitos se puede apreciar que la tasa de resolución es muy superior, ya que en algunos casos llega hasta un 80% de solución; otro aspecto a valorar es el incremento de los delitos cometidos en el ciberespacio tanto en Córdoba como el resto de provincias del país.

Vale mencionar que en el año 2011 se registraron 752 casos, lo que al compararlo con la incidencia del año 2017 (1.656 casos) indica que la tasa de incidencia se ha duplicado en tan sólo 6 años.

La preocupación por el aumento de los delitos relacionados con las nuevas tecnologías ha llegado a todos los sectores; recientemente la Universidad de Córdoba realizó en Facultad de derecho el I Foro Sociedad y Seguridad; el evento contó con la participación de destacados responsables estatales de la lucha contra los crímenes cometidos en el ciberespacio.

En sus intervenciones sobre el «cibercrimen», ninguno de estos representantes intentó tapar una realidad, que certifican los propios datos oficiales, con un paño caliente; en su intervención Miguel Camacho, experto del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior alertó sobre el aumento de la criminalidad en el ciberespacio.

Informó que la cibercriminalidad, así como las estafas vía internet han vendido aumentando debido al crecimiento sostenido de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación; explicó este experto que los delitos que han logrado esclarecer están por debajo del 30% en el país.

Una tasa de resolución bastante inferior a la que se presenta en otros tipos de delito, donde incluso se ha llegado al 80% de resolución de los casos. Camacho indicó también que el principal delito es el fraude informático, comúnmente denominado estafas por internet, ya que se presenta en tres de cada cuatro casos denunciados a las autoridades.

Daniel Rodil, comandante jefe del Grupo de Ciberterrorismo de la Guardia Civil, quien participó también en este evento, explicó a la audiencia que la lucha contra los ciberdelincuentes es como el juego del gato y el ratón, pero la autoridades siempre están a su acecho persiguiéndolos incluso en la «deep web».

Denuncia que le cargaron 1.500 euros en su cuenta desde un cajero catalán

Hay que tener cuidado especialmente con las estafas, como por ejemplo el caso de un joven que acudió a la Comisaría a denunciar una presunta estafa de la cual habría sido objeto; Tras recibir un mensaje telefónico a nombre del banco en que posee su cuenta, facilitó vía internet los datos personales que le fueron requeridos; entre ellos el número de su cuenta bancaria u su contraseña.

Algunos días después se dio cuenta que se había realizado un cargo a su cuenta por la cantidad de 1.500 euros, la transacción fue realizada en un cajero en la ciudad de Barcelona; motivo por el cual decidió acudir a las autoridades competentes a denunciar el hecho.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.